Te imagino

1493dad8223a5a825ab35b6e966a5553

Te imagino de pie y con el ceño fruncido,

tranzando miles de líneas

hasta alcanzar el esbozo preciso,

que todos puedan contemplar.

 

Te imagino hundir la brocha en óleo,

deslizarla sobre el fondo del lienzo,

difuminar cada contorno

de aquel recuerdo funesto.

 

Te imagino embadurnado de pintura,

fotografía en mano como boceto.

Te imagino exhausto pero satisfecho,

absorto en la memoria de una dictadura

que tus manos refirieron.

 

Así te imagino, así te sueño.

Hacía tiempo

Hacía tiempo que no saboreaba el dolor amargo de la tristeza; aquella que abre una brecha en lo más profundo de tu pecho y te desgarra por dentro.

Hacía tiempo que no experimentaba la sensación de vacío; aquella que te lanza sobre el borde del precipicio, esperando, impaciente, la caída.

Hacía tiempo que no me estremecía el temor a pensar que el diluvio de mis ojos podría comenzar a empapar mis cimientos; aquel que engulle cada uno de los escombros que conforman mi propio cuerpo.

Hacía tiempo que no volvía a enredarme entre líneas, y qué irónica la vida, que sólo nos reencuentra cuando algo terrible le ocurre a esta pobre poetisa.

Pierdo la noción del tiempo

51217b2b2aa1be0950438f10725bc35b

Pierdo la noción del tiempo

intentando averiguar quién soy.

Miro a través del espejo

sólo veo mi propio resplandor. 

Las agujas del reloj golpean con violencia

sobre la brecha de la indecisión

enjuiciando mi propia existencia

dando paso a la destrucción. 

Cuerpo maltrecho y rostro agotado

es lo que ahora soy.

Miro a través del espejo

intentando averiguar

quién habita en mi interior.

Reseña: Dos amigas

correct
Dos amigas – 1. La amiga estupenda, 2. Un mal nombre, 3. Las deudas del cuerpo, 4. La niña perdida – de la escritora Elena Ferrante

★★★★★

Análisis de la novela

Elena Ferrante es el de pseudónimo de una talentosa escritora que ha conseguido cautivar a millones de personas a través de sus obras. Se ha convertido en una de las personas más destacadas de la actualidad, y eso sencillamente se puede explicar por medio de la lectura de Dos amigas.

Dos amigas es una tetralogía compuesta por: La amiga estupenda, Un mal nombre, Las deudas del cuerpo y La niña perdida. A lo largo de esta historia, la autora nos permite conocer el recorrido de cada una de las dos mujeres, Lina y Lenù, que comienza en la niñez y llega hasta la vejez, pasando por la adolescencia y la edad adulta. Esta amistad comienza en la década de los 50, durante la Guerra Fría, en un humilde barrio de Nápoles. Este barrio marginal y pobre, marcado por la violencia, es el escenario en el que se desarrolla toda la trama, a pesar de que la narradora, Lenù, viva en otras ciudades.

La historia está narrada en primera persona por Lenucia, una de las protagonistas principales. Es, a través de sus ojos, de su corazón y de su razón donde vemos, sentimos y comprendemos cada uno de los sucesos que pasan a su alrededor. Mantener la trama a través de un personaje que narra en primera persona es desmesuradamente complejo, especialmente cuando se trata de cuatro libros, por lo que es de alabar que esta autora, cuyo renombre se lo ha ganado con sudor y tinta, haya sabido mantener el suspense y avivar la intriga de sus lectores en cada una de las páginas.

Lila siempre ha destacado por poseer una mente tan extraordinaria que acaba siendo perturbadora incluso para ella misma. Desde niña siempre ha demostrado una capacidad metódica y obstinada por todo aquello que le ha fascinado. Esta desorbitada capacidad que la ha caracterizado toda la vida, le ha permitido manipular a su antojo a cualquier persona que se le haya cruzado por el camino. Lenù es la primera en darse cuenta de la inteligencia de su amiga, provocándole orgullo y, a su vez, envidia, pues sabe que nunca llegará a ser como ella. Cada paso que da, cada decisión que toma, es un reflejo de lo que piensa que Lila haría. Una de los rasgos que ha caracterizado a Lenù a lo largo de los cuatro libros ha sido la deseabilidad: la autora nos muestra a este personaje queriendo ser la mejor amiga de Lila, la alumna favorita de la profesora, la mejor escritora, la mujer más deseada por Nino Sarratore…

Tanto Lenù como Lila son mujeres desobedientes: Lenù a través del esfuerzo y la lucha, consiguió salir del barrio y hacerse un hueco como escritora; Lina, sin salir de Nápoles, de forma más violenta y obstinada. La relación de ambas se encuentra en un constante vaivén. A pesar de hacer su vida por separado, siempre hay algo que las vuelve a unir. Esta relación que las une es de una intensidad tormentosa, en la que constantemente se lastiman, se menosprecian, se envidian pero, sobre todo, se quieren y se admiran.

Elena Ferrante desmenuza una sociedad que esconde una realidad fría y cruda acentuada por la corrupción, la lucha de clases, la muerte, pero especialmente por el amor y la amistad. Se trata de una trama que te atrapa y te sumerge hasta otra época, donde el dolor y la excitación prenden en tu interior. Conforme las páginas avanzan, te vas convirtiendo en amiga, amante, cómplice y testigo de cada uno de los personajes.

Estamos ante una novela que, personalmente, ha avivado mis ansias por el saber, el placer por el conocimiento, la necesidad de defender mi opinión con argumentos más sólidos, y dominar todos aquellos campos que me apasionan. Hacía tiempo que unos libros no me hacían sentir de tal manera, y es que leer a algunos personajes ha sido como encontrarme con pequeños fragmentos de mí misma.

En definitiva, Dos amigas es una joya literaria que te dejará sin palabras, pues su contenido es de tan extraordinaria belleza y de tan grandiosa impecabilidad, que nunca te cansarás de leerlo.